​¿Qué es el Marketing Digital?

Escrito por Publicado el 09-oct-2018 17:00:00
21 septiembre 2018

 

¿En qué consiste el Marketing Digital? ¿Realmente está tan alejado del Marketing tradicional?

 

Respecto a la primera de las preguntas, podríamos decir que el Marketing Digital son todas aquellas acciones que realizamos de forma estratégica para conseguir darnos a conocer o vender algún producto o servicio, y lo hacemos utilizando los medios y los canales que nos suministra internet.

 

Respecto a la segunda pregunta: no, no lo están tanto como se piensa. De hecho, podríamos decir que cada día se unifican más. Pasamos a verlo más en detalle a continuación.

 

Qué es el Marketing Digital y qué aporta

El Marketing Digital surgió en la década de 1990 y supuso un cambio radical en la forma que las empresas vendían sus productos y servicios. Antes, si querías conocer y obtener más información acerca de cualquier producto, tenías que consultar directamente con la empresa, quienes te lo venderían de la mejor manera posible.

 

Sin embargo, con el Marketing Digital, se hizo posible que el futuro comprador/consumidor tuviera más maniobra de acción en ese proceso de compra. Traducido en datos, podría decirse que más de la mitad del proceso de compra ya se ha efectuado antes de que el consumidor contacte con el vendedor.

 

Lo mejor es que, además de lograr esto, el Marketing Digital ha sido una oportunidad enorme para las empresas de valorizar su marca, y multiplicar así sus posibilidades de venta, a través de distintas acciones como el Marketing de Contenidos, el Email Marketing, entre muchas otras.

 

El Marketing Digital cambia el enfoque: Del producto al consumidor

El Marketing Digital supone un cambio en el enfoque en la manera de vender. 

 

Con el Marketing tradicional, el objetivo fundamental del marketing de producto era en comunicar el valor de ese producto, sus características y lo bueno que era ese producto. Con la finalidad de vender mucho y ganar cuota de mercado.

 

El Marketing Digital cambia el paradigma y las reglas del juego, aunque la finalidad también es vender. El enfoque es distinto. El consumidor pasa a tener una mayor relevancia y se transforma en el eje de todo. 

 

Se busca crear y generar una relación de confianza con el consumidor, este marketing enfocado en el consumidor pretender la fidelización de cada consumidor.

 

Por lo que ya se han de plantear nuevas estrategias, se requiere segmentar y priorizar nuestro público objetivo, conocer a nuestro buyer personaDe esta manera conociendo sus intereses y  necesidades,  se podrá satisfacer mejor al cliente.

 

New call-to-action

 

 

 

Marketing Digital & Marketing tradicional

 

Una vez explicado el significado de Marketing Digital, y de haber visto algunas de sus estrategias, podemos pasar a preguntarnos cuán distantes son Marketing Digital y el tradicional. Como adelantábamos anteriormente, no solo con el tiempo ganan cercanía, si no que podríamos decir que han pasado a ser parte de un todo.

 

¿Cómo? El marketing tradicional ha sido el utilizado desde siempre para realizar campañas publicitarias, utilizando medios como la televisión, la radio o prensa escrita.

 

Con el Marketing Digital surgieron unos nuevos canales, todos ellos en el núcleo de internet, que lograban llegar a las personas que ya estaban viviendo en una sociedad tecnológica y conectada. ¿Cuáles? Las Redes Sociales, los blogs, el mailing, el SEO, entre muchos otros.

 

En otro artículo hablaremos de forma particular sobre las ventajas del Marketing Digital, en este post nos limitamos a explicar en qué consiste, y en reflexionar sobre la comparativa que se hace entre el Marketing Digital y el tradicional.

 

El Marketing integrado

Ahora bien, hoy en día lo que está ocurriendo es que se está realizando un marketing integrado, es decir, se están unificando los canales de comunicación para lograr ofrecer una experiencia de la marca o del servicio de forma coherente, con independencia del canal que provenga.

 

Esto no significa copiar literalmente el mismo contenido que utilizamos en un canal en todos los demás canales, ni mucho menos. Lo que se pretende es que todos los canales refuercen un mensaje común y transmitan lo mismo, segmentando el contenido en función del público. En el marketing integrado, la coherencia conduce a la eficacia.

 

Por poner un ejemplo: si vemos un anuncio en televisión de un coche y el anuncio muestra tonos grises, serios y formales, lo más normal si nos interesa es que acudamos tarde o temprano a internet para buscar más información y conocer sus características.

 

Todo lo que encontremos en la red de este coche debería cuadrar con el aspecto y el feeling que transmitió en televisión, por lo que no sería coherente que en internet encontrásemos un anuncio de ese coche lleno de color y con dibujos o mensajes informales.

 

Por este motivo se defiende el hecho de que, en la actualidad, el marketing tradicional y el marketing digital forman parte de un conjunto, de un mismo todo.

 

La cultura del Marketing

Si reflexionamos un poco en todo esto nos damos cuenta de que la vida es marketing, de que el marketing está en prácticamente cualquier aspecto de nuestras vidas en cualquier actividad que realizamos, incluso nosotros mismos somos marketing.

 

Depende de cómo actuemos o lo que digamos o pensemos, nuestro marketing será mejor o peor para según quién nos rodee y conozca, y algo parecido ocurre en el caso de las empresas.

 

Hasta la idea más absurda, si tiene detrás un buen trabajo de marketing, puede llegar a ser extremadamente eficaz. Ahora bien, ¿cómo dar en el clavo?

 

Plan de Marketing integrado

En términos generales, para empezar, hay que identificar a nuestro público objetivo, y para ello pueden ser de mucha ayuda preguntas como: ¿quiénes son nuestros clientes? o, ¿qué perciben de nuestra marca? o, simplemente, ¿qué les gusta o no les gusta? Con todo esto, a parte de conocer y afinar más nuestro público objetivo, conoceremos cómo está posicionada nuestra marca y qué valor tiene para nuestros clientes.

 

Lo segundo que habría que analizar es, ¿cómo queremos que los usuarios nos perciban? Con esto damos un paso más y tratamos de ver hacia dónde queremos encaminarnos, qué prestigio y qué queremos transmitir con nuestro producto. El objetivo es que tu marca sea captada de una manera determinada y con unos valores específicos a transmitir.

 

Será también muy importante saber adaptarnos a las épocas del año y a las diversas situaciones sociales que nos rodean y que mandan.

 

Por ejemplo, en épocas navideñas nuestras campañas de Navidad tendrán el denominador común de ser hogareñas, dulces y sentimentales.

 

Sin embargo, a las puertas del verano, posiblemente generemos unas campañas más alegres y vistosas transmitiendo valores como la amistad.

 

La parte más práctica del asunto llega con las herramientas y las posibilidades que cada canal nos brinda para hacer marketing.

 

Lógicamente, no podemos hacer el mismo marketing a través de la radio, de las redes sociales, o con SEO, y habrá veces que una acción sea muy eficaz en un medio pero no en otro.

 

Averiguar cuáles son las mejores herramientas y canales para tu producto o servicio será fundamental.

 

Lo que en todo caso hay que tener muy claro es que debemos transmitir los mismos valores y principios sin importar el canal desde el que lo hagamos.

 

Sólo así formaremos una imagen homogénea de nuestra marca ya sea en redes sociales, en la web, o vista por televisión. El marketing integrado hará que, utilizando tanto un marketing tradicional como un marketing digital, o ambos, lo que transmitas sea lo mismo.

Lecturas recomendadas

Deja tu comentario