boton-cerrar
mobile +34 629 757 248

Blog

¿Qué es un Ecommerce? Todo lo que necesitas saber

18.junio.21 · por SC21

Ecommerce
Ilustración de la palabra

Desde la irrupción de internet en la sociedad moderna, el paradigma de las relaciones personales, el trabajo, pero sobre todo, del comercio ha cambiado definitivamente.

Aquello que se daba por hecho o se tomaban como certezas absolutas, hoy son meros espejismos de lo que fueron, y una nueva realidad hiperconectada y digital se ha impuesto de forma clara.

No obstante esto, la definición de los conceptos mismos y la introducción de neologismos en el vocabulario diario no hace más que añadir dificultad para entender este nuevo mundo.

En este artículo se definirá de manera clara el concepto de ecommerce, de que se trata, y la importancia capital que este tiene para, no solo el comercio actual, sino el que viene en los próximos años.

 

¿Qué es un Ecommerce?¿En qué CONSISTE?

En esencia, ecommerce proviene del término inglés, Electronic Commerce, o comercio electrónico, para referirse a toda transacción comercial que se realiza de manera telemática a través de internet.

Esta transacción puede ser desde la venta de la camiseta de moda en una web especializada, hasta la prestación de servicios especializados para empresas.

Si algo caracteriza el comercio electrónico es que elimina la necesidad de la presencialidad. El cliente no está obligado a desplazarse a un comercio tradicional, o a un negocio físico para encontrar el bien o servicio que requiere. Para obtener más información sobre qué ventajas puede aportar al consumidor el ecommerce puede visitar este artículo.

A pesar de las incontables bondades que ofrecen las ventas online, también existe una cara negativa a este modelo, y es que por una parte, el comercio tradicional, el de barrio y proximidad, se resiente del incremento casi exponencial de la oferta que abarata los productos enormemente, que sumado a la reducción de coste de los envíos y los cortos plazos de espera, han hecho que los que no han sabido adaptarse a esta nueva realidad, hayan tenido que “echar el cierre”. Visite el siguiente enlace para obtener más datos sobre las desventajas del ecommerce.

Las cifras hablan por sí solas: entre los meses de abril y junio de 2020, en gran medida por la situación de pandemias, el comercio electrónico incrementó su actividad en un 67% en cuanto a ventas online y un 8,3% de hogares que nunca habían adquirido artículos desde internet lo hicieron por primera vez, la proyección de crecimiento es imparable.

 

Tipos de Ecommerce

Tal y como se ha apuntado, no existe un modelo ni un tipo único de ecommerce, y se pueden diferenciar en varios grupos:

Ecommerce según el modelo de negocio

  • Envío directo o Dropshipping

    El comercio solo hace de intermediario entre el cliente o comprador y el fabricante/distribuidor. El emprendedor se encarga de buscar un distribuidor y un artículo y mediante campañas de marketing realiza la venta, luego deriva la distribución al fabricante o almacén propietario. 

  • Venta al por mayor y almacenamiento

    Los modelos clásicos exportados al 2.0, en que se almacenan y distribuyen productos tras cerrar la compra online.

  • Marca propia con fabricación y distribución externa

    El empresario crea una marca privada propia, hecho esto, externaliza la fabricación de los artículos con su marca y su distribución a terceros.

  • Marca blanca

    Tras buscar un artículo con aceptación en el mercado, se le hace un rebranding y empaquetado nuevo y se vende como una nueva marca.

  • Suscripción

    Modelo de negocios digitales en el que de forma periódica se le cobrará un servicio a un cliente. Puede ser algo tan evidente como servicios de streaming como Netflix, o cajas de suscripción mensuales con ropa.

Ecommerce según el tipo de vendedor y comprador: Qué es B2B, B2C,C2B, C2C Y C2A

  • Ecommerce Business To Business (B2B)

    En este caso el modelo de comercio electrónico se fundamenta en empresas que centran su estrategia de negocio en suministrar bienes y servicios entre ellas, su destino o público marco no es el consumidor final, sino otras empresas. Proveedores de servicio, servicios técnicos, empresas de embalaje, subcontratas, maquinarias… Estos son algunos ejemplos de modelos de negocio electrónico B2B.

  • Ecommerce Business to Consumer (B2C)

    Tal vez el modelo más conocido por todos, ya que es el que suele emplear la sociedad en su rutina diaria, concretamente en el rol de consumidores. Se trata de empresas que prestan servicios u ofrecen sus productos al consumidor final, al cliente. En este marco se encuentran negocios del sector textil retail, tiendas de alimentación, empresas que prestan servicio de forma directa al usuario final...

  • Consumer to Business (C2B)

    Este tal vez sea uno de los modelos de negocios que más han proliferado con el salto al mundo digital, tanto de los bienes como sobre todo, de los servicios. En el es el consumidor, el que busca a la empresa con el fin de ofrecerle un servicio. En la órbita de este tipo de negocio se mueven los crowdsourcing, o por ejemplo los redactores de textos que monetizan sus servicios con anuncios de Google. En este caso es el usuario el que pone a disposición de la empresa sus servicios, para generar ventas, a cambio de su comisión.

  • Consumer to consumer (C2C)

    En esencia este tipo de comercio electrónico comprende todo tipo de transacciones que se llevan a cabo entre particulares, mediante una plataforma de terceros, que a cambio de un sistema de comisiones, ofrecen un espacio de encuentro.

    Wallapop o EBay son ejemplos de este modelo, aunque estamos viviendo una auténtica eclosión de este comercio con plataformas como Vinted, entre otras.

  • Consumer to administration (C2A)

    Con toda seguridad un modelos de comercio desconocido para el gran público, pero en el que participa de forma activa apenas sin detectarlo, ya que atañe a cualquier relación o transacción que se produce entre el ciudadano y la administración y viceversa.

    En este sentido se trata de una delación comercial ni direccional: Fiscalidad, impuestos, sanciones, ejecuciones de patrimonio… Estos son solo algunos ejemplos de este tipo de ecommerce.

    Para entrar en más detalle acerca de qué tipos de comercio electrónico existen en la actualidad, puede hacer clic aquí.

 

Consejos para empezar a desarrollar un Ecommerce

El momento en el que se decide dar el salto al ecommerce, o comercio electrónico, seguramente en el que surjan más dudas, dada la desinformación existente. Existen una serie de consejos fundamentales que cualquier futuro emprendedor digital debe seguir:

Consejos para empezar a desarrollar un Ecommerce

 

1. Defina una buena estrategia

Como en casi cualquier aspecto de esta vida, y especialmente en los negocios digitales, disponer de una hoja de ruta a la que ceñirse antes de iniciar su proyecto, es un pilar básico sobre el que debería recostar el resto de aspectos del negocio. Tomarse un tiempo en determinar qué pasos dar y cuándo hacerlo pueden llevar a una empresa al éxito.

2. Las cuentas claras: construya un Business Case

Y es que si elaborar un plan es básico, hablar de presupuestos y cuentas lo es aún más. Un negocio que no conoce su casa flor, su capacidad de generar ingresos, o la ratio de gastos que tendrá, no puede funcionar. Para ello una opción realmente interesante es la de elaborar un Business Case que no es más que una herramienta estratégica cuyo uso principal es el facilitar la toma decisiones estratégicas a largo y corto plazo, simulando el normal funcionamiento de una empresa.


3. Elabore un plan de acción

Si se siguen los pasos anteriormente descritos, se tendrá una cantidad suficiente de información sobre la que elaborar un plan de acción. Redactarlo con atención y sobre todo seguir meticulosamente, deberá ser prioritario para los miembros del equipo.

En este artículo encontrará una guía detallada de como crear un plan de acción para comercio electrónico.


4. Elige la plataforma que mejor se adapte a tus necesidades

Porque en el Comercio electrónico existen infinidad de plataformas donde realizar negocios, ya sean empresas prestadoras de servicios, venta directa, comercios de Dropshipping, webs en formato de tienda online, asesorías digitales, agencias de marketing que operan desde internet en exclusiva, marketing de influenciar a través de Redes Sociales... Un abanico de posibilidades enorme se abre ante aquel que esté lo suficientemente informado para poder elegir.

Aquí algunas muestras mas de plataformas de ecommerce.


5. Cuente con la ayuda de una agencia especializada en eCommerce

Y por último, aunque no por ello menos importante, es la de confiar el asesoramiento de proyectos de cierta embarradura, a profesionales cualificados a tal fin. Ellos se podrían hacer cargo de imprevistos y asesorar al empresario en caso de que no sepa como llegar a buen puerto con sus ideas.

No hay que subestimar el poder de una agencia que esté especializada en la gestión de ecommerce.

En este artículo, hay más información relacionada con el mundo de las Agencias especializadas en ecommerce.

 

Conclusión

En este artículo ha quedado constatado que el ecommerce es una realidad que ha llegado para quedarse, y que ha supuesto un cambio en las reglas de juego en cuanto a lo que respecta al comercio. Adaptarse, saber usar de manera inteligente las estrategias adecuadas, y contar con asesoramiento de expertos puede suponer una interesante ventaja sobre nuestra competencia. Sin embargo, este artículo, no es más que uno de los múltiples puntos de vista existentes, y debe ser tomado como tal. 

Y ustedes, ¿qué opinan al respecto? ¿Ha llegado el momento de dar un paso al frente y transitar al ecommerce?