Análisis de la idea de negocio

Escrito por Publicado el 13.febrero.20

¡Enhorabuena! Por fin has tenido esa idea de negocio que cambiará el mundo. Llevabas tiempo detrás de ella y finalmente lo has visto todo claro: es imposible que no tenga éxito.

 

De hecho, hasta te preguntas cómo es que, con lo evidente que es, no se le ha ocurrido a nadie antes.

 

Y esa es, sin duda, una de las preguntas más importantes que debería responder todo emprendedor con una idea de negocio supuestamente disruptiva.

 

Porque, salvo gloriosas excepciones, habitualmente sucede que sí, que alguien lo ha pensado antes, pero o bien no pudo o no supo transformar la idea en realidad, o, sí que lo hizo, pero fracasó antes de que fuese conocida.

 

Es por este motivo que, tras la euforia inicial, después de la resaca es mejor “aterrizar” la idea y analizar su viabilidad con detalle.

¿En qué consiste el análisis de la idea de negocio?

 

Analizar una idea de negocio para crear un ecommerce no es intrínsecamente distinto de analizar cualquier idea de modelo negocio.

 

Consiste en investigar y extraer conclusiones acerca de los elementos estratégicos clave (propuesta de valor, público objetivo, competidores, demanda y capacidades) y plasmarlos en un Plan de Negocio.

 

1. La propuesta de valor

 

La propuesta de valor es la concreción de lo que vamos a ofrecer a nuestros clientes y/o de los beneficios que van a obtener gracias a nuestra idea y por los cuales estarán dispuestos a pagar.

 

Por lo tanto, deberemos ser capaces de responder con claridad a preguntas como:

 

¿En qué y cómo va a ayudar a los clientes nuestra gran idea? ¿Qué problema resolvemos?

 

¿En qué se diferencia nuestra idea de otras ideas parecidas?

 

Si, al fin y al cabo, nuestra idea no es tan novedosa, ¿por qué nuestra manera de ponerla en práctica es mejor?

 

2. El Público objetivo

 

En este punto debemos analizar quiénes creemos que van a ser nuestros compradores, cómo acceder a ellos para comunicar con ellos y, sobre todo, profundizar en sus necesidades.

 

El desarrollo de Buyer Personas resulta una herramienta muy útil para este propósito.

 

3. Competidores

 

Es muy importante tener controlada a nuestra competencia dentro de nuestro entorno competitivo.

 

Debemos estudiar sus estrategias, comunicación, campañas de marketing, procesos de compra, etc para poder identificar ventajas competitivas sobre ellos.

 

4. Demanda

 

De nada sirve tener una gran idea de negocio  si no hay suficiente gente dispuesta a comprarla.

 

En consecuencia, antes de lanzarse a la aventura resulta de vital importancia cuantificar el concepto “suficiente gente dispuesta a comprar”.

 

Para ello habrá que formular hipótesis sobre atracción de tráfico, tasas de conversión, necesidades de inversión en marketing online y calcular parámetros como el coste de adquisición y el customer lifetime value.

 

5. Capacidades

 

En este apartado debemos hacer una evaluación profunda de cómo vamos a desarrollar la idea, de los recursos que vamos a necesitar y cuándo vamos a necesitarlos y de cómo obtenerlos y el coste que supondrán.

 

En definitiva, sólo con un análisis realista y sincero de lo que la idea de negocio es capaz de generar en términos económicos en comparación con el coste de venderla nos dirá si estamos sólo ante una gran idea o ante una gran idea viable.

Descarga nuestro ebook para mejorar tu tienda online

Lecturas recomendadas

Deja tu comentario