boton-cerrar
mobile +34 629 757 248

Blog

La idea de negocio

01.julio.21 · por Rubén González

Ecommerce
Ilustración del concepto de la idea de negocio.

El concepto o definición de idea de negocio es bastante sencillo, es el producto o servicio que quieres ofrecer al mercado. Es un poco como el motivo por el que inicias ese negocio o ecommerce y te va a llevar a atraer tus clientes.

Muchos empresarios o emprendedores se dejan seducir por una primera fase de encontrar la idea de negocio, el producto perfecto, la oportunidad de negocio perfecto sin llevar a cabo ningún tipo de acción.

La idea de negocio es un elemento importante, sin embargo es algo que debe ser rápidamente testeado, para ver si es viable o no. Es lo que se conoce el producto mínimo viable. 

Por lo que una vez definida la idea de negocio es importante ponerla a prueba frente al mercado para analizar la viabilidad de esa idea en cuestión. 

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de definir la idea de negocio?

1. Debe solucionar un problema no resuelto.

La idea de negocio debe solucionar un problema que no esté resuelto o tu producto o servicio debe hacerlo mejor que el de los demás. 

Ante una problemática debe poder encontrarse una solución: Por ejemplo ayudar con marketing digital a empresas que su core de negocio central es otro cómo puede ser la venta inmobiliaria. 

En este sentido tus servicios de marketing pueden ayudar a posicionar a este empresa en el sector digital respecto a su competencia. Estarías cubriendo una necesidad de marketing para una empresa que su actividad se enfoca en la venta y alquiler de inmuebles.

2. Debe cubrir una necesidad real.

Es importante que tu idea de negocio cubra una necesidad real por la que la gente esté dispuesta a pagar. Si esta idea de negocio cubre una necesidad nueva y eres de los primeros o el primero en detectar esta tendencia, te asegurarás un espacio donde habrá muy poca competencia o lo que es conocido como un océano azul de competencia.

3. ¿Cómo piensas diferenciarte de la competencia?

Piensa lo siguiente, ¿por qué iban a elegirte a ti o a tu producto del resto de tu competencia? ¿Cuál es tu elemento diferenciador? ¿Cuál es tu historia? No es solo el problema que resuelves si no del modo que lo resuelves. 

4.¿Cuál es tu valor añadido?

El valor añadido es tu historia. Es donde puedes argumentar tu precio, es donde eliges las zapatillas Nike o las Kipsta que venden en el Decathlon, la funcionalidad es la misma, la historia y el valor añadido no.

Descarga nuestro ebook para mejorar tu tienda online