Blog

Fotografía ecommerce: La fotografía del producto para tu tienda online

15.junio.20 · por Pere Sanz

Ecommerce

Al igual que cuando entramos en una tienda física, el primer sentido que se activa es la vista, las imágenes son lo primero en lo que nos fijamos al entrar en una tienda online. Y es por este motivo que presentar los productos de la forma más atractiva posible es clave para su éxito.

 

Lógicamente, la importancia de las imágenes está muy relacionada con la tipología de producto que comercializa la tienda online. No es lo mismo vender productos especialmente visuales, como los de moda o de decoración, por ejemplo, que vender alimentos o electrodomésticos.

 

En cualquier caso, las fotografías de producto para ecommerce tienen una doble misión:

 

  •  a) Mostrar cómo es el producto

  •  b) Generar confianza

  •  

Dicho de otro modo, una tienda con imágenes deficientes (pequeñas, borrosas y escasas) provocaran que el potencial comprador no pueda estar seguro de cómo es realmente el producto y piense que un ecommerce con imágenes tan poco profesionales no sea de fiar.

 

Veamos, pues, una serie de buenas prácticas de fotografía de producto para ecommerce que pueden contribuir a mejorar la conversión de una tienda online.

 

¿Qué tener debemos tener en cuenta en fotografía ecommerce?

 

1. Tamaño adecuado

 

Ya hemos comentado que las imágenes pequeñas simplemente no son efectivas como herramienta de ventas. Por lo tanto, es importante asegurarse de que las imágenes tengan el tamaño suficiente para que mantengan la calidad cuando se amplían, pero sin que un peso excesivo penalice su carga.

 

Como regla general, las imágenes de los productos deberían tener entre 1000px y 2000px, ya sea en horizontal para imágenes cuadradas u horizontales, o en vertical para imágenes verticales.

 

2. Funcionalidad de zoom

 

Es muy importante que los clientes potenciales puedan hacer zoom en los productos para ver en mayor detalle los aspectos en que podrían estar interesados. Agregar esta funcionalidad es relativamente sencillo en la mayoría de las plataformas de ecommerce y, definitivamente, vale la pena la inversión.

 

Mostrar todas las variantes de un producto y los detalles

 

Los usuarios esperan ver imágenes de todo lo que se menciona en la descripción y, muy especialmente, de las características clave de los productos. Si hay tres diamantes en un anillo, hay que mostrarlos desde todos los ángulos y si el tacón es un elemento diferencial de un zapato, habrá que enseñarlo con todo lujo de detalles.

 

Conviene dejar lo mínimo a la imaginación de los compradores. Si un producto está disponible en distintos colores, hay que mostrarlos todos.

 

3. Coherencia visual

 

La coherencia visual consiste en mantener la misma calidad y estilo visual en todas las imágenes de la tienda online. Esto permite crear páginas de categorías de productos visualmente más consistentes y, en consecuencia, generar confianza y proporcionar una mejor experiencia de compra.

 

Conseguir esta coherencia no es nada fácil puesto que hay que preparar al detalle tanto la producción como la postproducción de las fotografías. Por eso es recomendable recurrir a profesionales.

 

Los principales elementos a considerar para mantener la coherencia visual son los que a continuación de describen.

 

  •  1. Alineación y márgenes: Independientemente de la forma y tamaño real de los distintos productos, es importante que en pantalla todos ellos estén alineados por la parte superior e inferior. Asimismo, es conveniente que, en la medida de lo posible los márgenes sean homogéneos.
  •  
  •  2. Ángulos de toma: Mostrar múltiples vistas de los productos ayuda al cliente a comprender el tamaño del artículo y permitirle visualizar mejor los detalles. Pero hay que hacerlo de forma homogénea para todos los productos.
  •  
  •  3. Sombreados: Agregar sombreados eleva sutilmente la apariencia de los productos. Estamos hablando de sombras creadas por un producto sobre su fondo blanco, que agregan profundidad, y no de sombras en los productos mismos, que a menudo son una molestia y oscurecen los detalles.
  •  
  •  4. Fondo: Un fondo limpio y liso es un factor importante a tener en cuenta al crear imágenes de productos. Para la mayoría de los productos, un fondo blanco liso es el más adecuado. Utilizar el mismo fondo para todos los productos de la tienda da consistencia y profesionalismo al sitio.
  •  
  •  5. Condiciones de luz: Como en el caso del fondo, mantener las condiciones de iluminación constantes en todos los productos da consistencia y profesionalismo. Aunque la luz se puede corregir y homogeneizar en postproducción es más fácil organizar las tomas de modo que la luz sea la más adecuada y siempre la misma.
  •  
  •  6. Color: El color es otra característica importante durante la experiencia de compra en línea. Es clave asegurarse de que las imágenes muestren el color correcto para mostrar a los clientes exactamente lo que obtendrán y, de ese modo, reducir las devoluciones.

Reflexiones finales

 

Las imágenes tienen el potencial de elevar el aspecto de una tienda online y actuar como una herramienta de ventas importante.

 

Actualmente todas las herramientas necesarias para conseguirlo están fácilmente disponibles para hacerlo sin recurrir a profesionales, pero llegar a hacerlo bien puede llevar mucho tiempo, por lo que recurrir a éstos siempre es una opción a considerar.

 

En cualquier caso, el tiempo y/o los recursos dedicados a crear imágenes de productos de alta calidad para una tienda online siempre estarán bien invertidos.

 

Descarga nuestro ebook para mejorar tu tienda online

Deja tu comentario